Devocional

COLEGIO DE LOS ÁNGELES

MIÉRCOLES 17-06-2020

  • Invocación
  • Invitatorio

ORAMOS: Padre Santo te pedimos que tu Santo Espíritu nos dirija en el estudio de los mandamientos 9° y 10° en cuanto a la codicia. Asístenos con tu amor. Amén.

– Lea los 4 primeros versículos del SALMO 23: 1 – 4. “… ME GUIARÁ POR SENDAS DE JUSTICIA POR AMOR DE SU NOMBRE.” LA JUSTICIA DE DIOS EN SU SANTA LEY.

ESTAMOS REPASANDO LAS ENSEÑANZAS Y GUIA DE JUSTICIA QUE DIOS NOS DA CON LOS MANDAMIENTOS. EMPEZAMOS HOY EL ESTUDIO DEL 9° y 10° MANDAMIENTOS, DICE EL 9°: “NO CODICIARÁS LA CASA DE TU PRÓJIMO” Éxodo 20:17a. Y el catecismo nos enseña su aplicación así: ¿Qué significa esto? Debemos temer y amar a Dios de modo que no tratemos de adquirir con astucia  la herencia o la casa de nuestro prójimo, ni la obtengamos con falsas pretensiones, sino que lo ayudemos y cooperemos con él en la conservación de lo que le pertenece. El 10° dice: No codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo. Éxodo 20:17b. Debemos temer y amar a Dios de modo que no quitemos, ni apartemos, ni alejemos de nuestro prójimo su mujer, sus criados o sus animales; sino que los instemos a que permanezcan con él y cumplan con sus deberes. (Catecismo Menor del Dr. Martín Lutero  9° mandamiento pág. 110)

CONTINUACIÓN DEL ESTUDIO DE LOS MANDAMIENTOS 9° Y 10°

Con estos dos mandamientos Dios quiere que estemos contentos con lo que tenemos y que tengamos deseos santos, para que con ellos atendiendo al 9° mandamiento nos conduzcan a ayudar a conservar y a mejorar las posesiones de nuestro prójimo, Filipenses 2:4 “No busquéis vuestro propio provecho , sino el de los demás.” En cuanto al 10° mandamiento nos quiere llevar a aconsejar al cónyuge de otra persona, a sus trabajadores o familiares a permanecer con él y a cumplir sus deberes. José el hebreo que fue vendido por sus hermanos y que trabajaba en la casa de Potifar le insistía a la esposa de este capitán  a que fuera fiel a su esposo.

¿Cómo nos sirven de espejo estos dos mandamientos? Nos sirven de espejo porque cuando los conocemos, identifican nuestros deseos pecaminosos o la codicia por algo que queremos tener. Romanos 7:7-8 dice: “¿Qué diremos, pues? ¿La ley es pecado? En ninguna manera. Pero yo no conocí el pecado sino por la ley; porque tampoco conociera la codicia, si la ley no dijera: No codiciarás. Mas el pecado, tomando ocasión por el mandamiento, produjo en mí toda codicia; porque sin la ley el pecado está muerto.”

Cada mandamiento se convierte en un espejo, que nos hace ver el pecado que hay en nosotros, para que lo evitemos, para que confesemos nuestras intenciones y para que con la ayuda de Dios podamos vencer toda tentación.

¿Cómo nos sirve de guía el 9° y el 10° mandamiento? Dios quiere que desechemos todo sentimiento perverso, todo deseo malo y que le demos gracias porque nos guía a la santidad por medio de su Santo Espíritu, que obra en nuestros corazones; 1ª Pedro 1:14-16 dice “como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.”

¿Cómo nos salvó Jesús de nuestros pecados contra estos mandamientos? Nos enseñó en su ministerio Mateo 5:28 dice: “Pero yo os digoque cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adultero con ella en su corazón.”  Con estas palabras el Señor, deja muy claro el pecado que hay en el sentimiento de codicia por una mujer. Mateo 6:31-34 nos dice en cuanto a los bienes “No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.”  Con estas palabras y muchos otros pasajes la escritura nos exhorta a cumplirlos. También él nos dio ejemplo de santidad de vida Hebreos 4:15 “Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.” Y finalmente porque él pagó todos nuestros pecados en la cruz 1ª Cor. 15:3 “Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras;”  Jesús cumplió en nuestro lugar y pagó nuestra deuda en la cruz. A él sea la gloria por siempre. Amén

 

OREMOS. Padre celestial, te damos gracias por tu Santo y Amoroso Hijo, quien en su obediencia, se despojó de su gloria, haciéndose hombre y viviendo la vida perfecta que ningún humano ha podido ni podrá por nuestra naturaleza pecaminosa, por habernos dado ejemplo y luz con su palabra y por haber pagado todos nuestros pecados en la cruz. Ante tu sabiduría y poder tenemos que confesar que somos pecadores e impuros, que lo que no debemos hacer, hacemos, que no hemos amado a nuestro prójimo como a nosotros mismos, ni te hemos amado a ti sobre todas las cosas. Perdónanos buen Señor. Concédenos por tu misericordia apartarnos de toda maldad y que con tu perdón nos concedas ser librados de todo mal de este mundo, especialmente de este momento de crisis, para que podamos vivir quieta y reposadamente conforme a tu misericordia. Encomendamos a toda nuestra comunidad a tu cuidado paternal. En el nombre de Jesús tu Hijo amado. Amén.

Deja una respuesta